“Las Vueltas” no solo es el nombre de nuestro Albergue.

Si no también el nombre de la montaña en la que estamos, y describe acertadamente los giros y vueltas de la carretera Panamericana que lo traerán hasta aquí, así como los vientos juguetones y sanos que soplan a través de nuestros árboles.

A final de los 1970s en Los Estados Unidos, nuestros padres estaban cansados de los injusticias sociales, la brutalidad policial, el consumismo y los duros inviernos de Michigan. Vinieron a Costa Rica, en unas cortas vacaciones con sus dos niñas pequeñas y en la mitad de su tercer embarazo.

 

 

Buscando un lugar que se sintieran cómodos y que ofreciera un amplio espacio par que creciera una gran familia.

Llegaron a lo largo

de los años,

a estos bosques de altura.

 

Finalmente, nos instalamos en el bosque nuboso, a kilómetros de los vecinos, las vías públicas y la electricidad. Cabalgamos nuestros caballos una hora a través del Páramo para llegar al autobús para ir a la ciudad en busca de suministro. Y nuestros caballos estaban esperándonos siempre al regresar. A si los cargaríamos con las provisiones. Dejando que los caballos nos llevaran a casa en las noches sin luna.

Pronto descubrimos que la tierra estaba amenazada por madereros y cazadores y nos encontramos en la posición de proteger el hermoso bosque que llamamos hogar. Nuestro amado padre que en paz descansa, dedico el resto de su vida a esta causa y es nuestro privilegio y placer continuo hacer lo mismo.

Varios años y seis niños más tarde, hicieron posible la compra de la finca vecina, esto significaba para la familia una caminata de una hora por el bosque desde la granja a la casa donde se vivía. Todas las mañanas esa rutina de trabajo se aplicaba puntualmente para para el bien de los animales y la estabilidad económica de la familia. Gracias a las hermanas mayores Daisy y Marta que tomaron la responsabilidad del manejo de la finca en esa época inicial. Este trabajo nos dio la enseñanza de cómo ordeñar y hacer queso antes de que fuéramos adolescentes y vendimos el queso para pagar la finca. Luego regresaríamos al hogar cargando con nosotros los productos lácteos para el uso de la familia (Leche, natilla, mantequilla y queso).
Y a si comenzaríamos con la rutina a la mañana siguiente.

Mama y papa nos dijeron que compraron nuestra educación universitaria cuando compraron esta finca y así ha sido para nosotros. Este es nuestro hogar, nuestra universidad, el llamado de nuestra alma y nuestro proyecto de por vida. Y el legado que les dejaremos a nuestros hijo.

Cuando Andy nuestro único hermano comenzó a trabajar en el turismo siendo joven, encontró aún más potencial para la finca y comenzó a hacer planes para una casa de huésped. A principio del 2000, Andy y tres de sus hermanas, Satya, Wendy y Jayne, se comprometieron a dar todo por el proyecto por cinco años. Cada centavo, cada momento libre, cada gramo de atención. Lo que significa que no había novios o novias.

 

Estuvieron ocupados buscando árboles que habían caído de forma natural (no se dañó ningún árbol vivo al construir el albergue). Luego Andy se ocupó con una motosierra y un marco con guía de dar forma al preciando tesoro de celulosa la madera. Luego Satya y Wendy ayudaron a sacarlo del bosque y llevarlo al lugar de la construcción, mientras que la hermana pequeña Jayne tuvo que asumir la responsabilidad de deberes de la finca y la casa.(Las hermanas mayores Daisy y Martha estaban formando sus propios hogares y criando niños en ese momento).

Y a si fueron contrayendo cada vez un poco más, ese hermoso sueño y compromiso de menta cuerpo y alma

Este voto de celibato finalmente termino, para Andy, Wendy y Satya tuvieron el espacio y la energía para formar sus propios hogares . A hora hay cinco pequeños corriendo y preparándose para ser la próxima generación de agricultores sostenibles y cuidadores del bosque primario, que es para nosotros un santuario natural.

Y aquí podrás encontrar a nuestra madre y fundadora Maxine, que sigue siendo el corazón y el alma de nuestra familia. De no haber sido por su valentía de mudarse a un país extranjero con cinco meses de embarazo y con dos niñas pequeñas, sin dinero y sin español, no se habría hecho nada de esto y esta nuestra historia no la contemplarían tus ojos.

 

El agua esta puesta, un cafecito los espera y ven a escucharla a contar su historia.

Quienes Somos

Andy

Andy es el ingeniero, siempre construye lo que necesita construir y refina los sistemas en su lugar. También es nuestro guía de aventuras de campo a través, un granjero, esposo y padre. Cuando no trabaja en la finca o la casa de campo, a Andy le encanta estar en una bicicleta de montaña.

Satya

Satya es un botánico autodidacta y nuestro jefe Gardner. Cuando no está en el jardín con un grupo, se la puede encontrar haciendo queso de cabra y cocinando algo delicioso en la cocina. Ella es también agricultora y madre.

Wendy

Wendy es nuestro guía turístico principal, que se especializa en caminatas de plantas comestibles y medicinales, así como observación de aves y paseos por la naturaleza. También es agricultora, madre de Atenea y vicepresidenta del corredor biológico de la región de Los Santos.

Jayne

Jayne es nuestra cocinera principal, que crea deliciosos menús y comida de confort gourmet para los huéspedes. Ella también toma la delantera durante las clases de baile. Cuando no está trabajando en la finca, Jayne también ama los deportes de aventura, especialmente en su bicicleta de montaña.

Maxine

Nada de esto existiría si mamá no hubiera imaginado algo diferente para su familia hace 40 años. Hoy mamá mantiene el fuego de la chimenea ardiendo y hace las galletas más deliciosas de la estufa. Ella también mantiene la historia viva para todos nosotros.

Daisy

Después de crecer en Costa Rica y criar a un hijo propio, Daisy ha hecho una nueva vida en el norte de California, donde está prosperando como bombero. Cuando no está luchando contra incendios ni cuidando su huerto, Daisy es una talentosa quilter y tejedora.

Martha

Una madre y una guía turística profesional, Martha también es líder en el mundo turístico de Costa Rica. Ella viene a la montaña y al albergue para prestarle energía y visión tan a menudo como puede.

Darla

Darla Antoine (Okanagan) es la esposa de Andy, una madre y nuestra sanadora en residencia. Ella tiene un M.A. en comunicación intercultural y más de 10 años de experiencia y entrenamiento como una trabajadora espiritual. Su especialidad es la curación ancestral.

Member – Adventure Hotels of Costa Rica

Las Vueltas Lodge es un miembro participante de un selecto grupo de boutiques, pequeños hoteles ubicados en la playa, en las montañas, cerca de los parques nacionales, y todos ofrecen actividades de aventura cercanas.

Forma parte de la familia Seelye al unirse a nuestra lista de correo!

Cada mes le enviaremos actualizaciones de la granja, sugerencias para el hogar, recetas y más. También serás el primero en conocer nuestros próximos cursos en línea.

San José Province, Copey, Costa Rica